abril 19, 2010

Sin embargo

Te presentas como un amigo. De esos difíciles de encontrar. Me ayudas, haces las cosas fáciles. Creo en tu personalidad, en tus palabras. Te encuentras tan afable, dinámico y unificador. Pero, para mi pesar, termino siendo esclavo de tu magia; reiterativo en tu llamado, simple amor adolescente. Me haces sentir dependiente y limitado, con muletas, insolvente, de grandes salas amobladas con el mismo diseño de telas. Monotonia latente que saca el rostro de las esquinas. SIN EMBARGO eres llamado, y te quiero, me cuesta dejarte pues no puedo escupir la mano que me ha dado de comer; pero, inevitablemente,tenemos que ausentarnos uno del otro, como sabes he escogido tu mundo para vivir y también aqui me repiten "mira con quien andas.."; tú, como siempre estarás atento, con tus memos pegados en la pared, en la construcción de puentes peatonales que comunican una autopista peligrosa. Es todo. Mejor démonos un tiempo, ¿quieres?.

1 comentario:

Augusto dijo...

como diria alguien que no tiene idea de nada" me gusta, no se por que pero me gusta"