mayo 25, 2010

Todo a su tiempo

¿Qué estará esperando el cocodrilo para emerger? El estanque esta en calma, la superficie sin huellas de ondas, solo con algunas hojas secas que hasta el viento a dejado de mover; tiesas las minúsculas hojas de las acacias del paisaje arido, austero como nunca del verde provocativo. ¿Qué necesita el depredador para precipitarse sobre el animal? El mamifero se acerca sediento a la orilla a beber, con la confianza que a todos nos mata. ¿Acaso espera un momento propicio? ¿Existe acaso la oportunidad perfecta? Me imagino que debe esperar la sensación refrescante del agua entrando por la garganta seca, cuando los ojos se cierran y en la oscuridad del parpado se sienta seguro, será precisamente ese momento de placer cuando la carne del mamífero sea más sabrosa.

2 comentarios:

Sofía_ Selegna dijo...

Muy buen relato. ¿Cuándo es el punto preciso y exacto para atacar, para actuar? hasta metáfora de la vida puede salir de aquí.

Abrazos

rostro dijo...

hola
antes q nada pase para agradecer el comentario en mi blog (DREAM BOX) pero me parecio genial la forma en que escribes me gusto mucho.
la verdad es q por el momento ando corto de tiempo y no pude leer todos pero ya estar pasando frecuentemente a leer
me hare seguidor

cuidate


Q TE SEA LEVE